domingo, 19 de enero de 2014

Los cuatro títulos de la bebida energética








Red Bull y su rodar hacia el olimpo





Sin necesidad de decir, de asegurar, que cuatro títulos de campeón del mundo no se encuentran en un mercadillo, olvidados en el guardarropía de un antiguo cine de barrio, ni se rifan en una tómbola de las fiestas de ningún pueblo o ciudad, quisiera rememorar las palabras dichas hace tiempo por Pepu Hernández sobre el “ba-lon-ces-to”, pues somos muchos a los que siempre nos gustó, gusta y sin duda gustará la “fór-mu-la-uno”, que no “de uno”, casi en propiedad, monocultivo, sino de varios, variada, competida, disputada, con incluso algo de azar, no prevista, ya rifada, de premio seguro, de podio conocido, de “one & only winner”.


"Donuts y abrazos". Brasil 2013. Fotos: Red Bull & Sutton


Un estertor, un impulso, un ímpetu, una enorme tentación, algo deseado por muchos millones de aficionados es la llamada competitividad, la “liberté, fraternité , igualité”, aquella de Mayo del 68, pero sobre los circuitos, las pistas que conforman el mundial de fórmula 1. Siempre me gustó de manera especial la palabra competición, que se antepone al aburrimiento y si nos fijamos bien y suprimimos la primera “I” al subrayado y la cambiamos por una “A”, quedaría “competación”, es decir, petado, volado o explotado, al no existir torneo, disputa o concurso. De mentar neumáticos, nos acordaremos entonces de una famosa letra griega, que parece uno de los dólmenes encontrados en el monumental Stonehenge

Hablamos evidentemente de la bebida “energy” y su team, administrada la primera hasta a los monoplazas que ruedan en la fórmula 1, esponsorizados por el brebaje, potingue, mejunje, una pócima mágica, de la que solo unos pocos saben de su composición, receta,  formulación, pauta, regla, patrón, véase Mateschitz, pues no solo da alas, te impulsa, te propulsa, dado que sus bólidos, sus automóviles de carreras, van como un tiro, rompen la barrera del sonido, vuelan a ras del suelo sobre los trazados del mundial, les da poles, victorias unas tras otra, campeonatos por ristras, por espuertas.



Este RB no corría igual. Webber. Barcelona 2013. Foto: Sutton


Entonces, ahora, ¿la fórmula 1 es un encierro, una encerrona de toros dopaos con EPO, es decir, “Energía, Potencia, Opresión”? ¿O quizás se refiera mejor a que en el alerón trasero lleven una pegatina invisible, con un dedo levantado y la leyenda “Esto Para los Otros”? Así que algunos nos preguntamos ¿Y los veterinarios, los doctores y no me sirve Marko? ¿Son acaso familia de Vettel y por eso está en Red Bull? ¿Y de quitarle la “L” al apellido del citado piloto, es una indirecta con dos “T” para el resto de los equipos, para Webber, aquí sí, de resultados óptimos? ¿Lo haría igual de bien en Lotus, que hacían por cierto unos muy buenos zapatos, aunque desconozco si de piel de toro o de vaca? El mugido de Sebastian en Austin ¿fue de lo primero o de la segunda?

Y con el “morro” afilado, bajo y pastueño, con mucho “control”, quizás con un KERS que no solo recupera, sino que dosifica, reparte la tracción, con el splitter ajustable, elástico según convenga e incluso con “la PI-relli” echando números, 3.141632, trabajando para ellos, cambiando carcasas, retrocediendo a los tipos de gomas que mejor se adaptaron en otros tiempos. Hasta Adrian Newey reconoció, dijo abiertamente que si, afirmativo, pasado el Gran Premio de la India, que el cambio fue decisivo para ganar el mundial, remachándolo luego en Autosport.


"Gomas 2014". Foto: Pirelli


¿Qué le hacen / hacían los técnicos de Red Bull a los motores Renault? Y me refiero claro está, al software, pues su equipo, de nuevo Lotus y ya no hablo de Caterham, andan algo lejos, en la lontananza más bien los últimos. Así que la gente de la marca del rombo, ¿para dónde miraban? ¿Quizás a la Luna, la misma del toro enamorao? ¿Luce más la Luna o el toro? ¿Y qué decir de los “mapas motor” que debían ir acelerados al levantar el pie, atornillados a la tabla? ¿Pero eso era normal, corriente u ordinario? ¿Qué hasta un A380 corta motor al aterrizar y tomar rumbo a los fingers, a las puertas de embarque / desembarque, a sus boxes?

Pero claro está, como “era bueno para refrigerar las válvulas”, o eso dijeron y coló, que de bajar de vueltas se rompían, hacían “crash”, y no era realmente para llevar la trasera “bien soplá”, el difusor lo llaman, que pega más aún el coche al trazado, sin problemas legales, pues pasó todos los “controles”, aunque yo no tengo muy claro como los hacen. A mí me gustaría unos cuantos de esos que monta la Guardia Civil por las noches, llenos de luces rotativas, muchas, sin avisar, con el “80, 60, 20 y pare” en 50 metros y claro está, siempre y cuando les dejasen entran en alguna pista del circo de Bernie un fin de semana, de incógnito, de súbito, tirando de la manta, levantando hasta las alfombrillas de los camiones del team citado.


¿Splitter ajustable? Foto: Sutton


Y encima “para más inri”, que vete tú a saber que significa, montan llantas que disipan y calientan las gomas, para que “the tyres” se peguen bien al asfalto, como los chicles en las aceras de la Gran Vía un día de canícula veraniega, con 40º a la sombra. Pero si es que hicieron agujeros al fondo plano, que nadie antes se atrevió a semejante atrevimiento, por si la cosa colaba, que fue que NO, pues todo el mundo antes entendía lo de “fondo y plano”, pues de tener agujeros se llamaría “co-la-dor o coladero”; anda leches ¡¡¡como las normas de la maFIA!!!

Y con otros toros, también rojos, de la misma manada, del afamado “hierro Marko-Tost”, pero rebautizados “Rossos”, que van por delante, “pa´probá” lo innovado, desechar lo no válido, lo inválido, sin casta, fiabilizar lo que resulta, como equipo satélite, ¡¡¡otra vez la Luna veis, redundante!!! Son coches cliente, más claro vodka, a medida de los Red Bull, como anillo al dedo, al suyo y de paso ver si los comisarios “se coscan”, revisan, dicen algo, sacan las normas, los preceptos, el bando formulero, las reglas pactadas, el reglamento, la ley.



Toro Rosso pastando. Kvyat. L1 Brasil 2013. Foto: Sutton


No hace falta decir por último, que en la fórmula 1 las diferencias se miden en milésimas, con tres cifras detrás del punto y a su derecha, con relojes muy precisos y caros, así que son ellas las que marcan la diferencia entre la victoria y la derrota, dado que solo uno es quien vence, quien se sube a lo más alto del cajón, mientras el resto, a partir del cuarto quedan en el papel de “mirandas”, que la del Ebro está en el norte de España. Y son esas milésimas en cada vuelta, de 55 a 72 en cada carrera, y eso al final son muchos segundos, las/os que han marcado estas últimas cuatro temporadas, entre los Red Bull y el resto, pues no olvidemos que ese “restoestaban muy cerca unos de otros, a diferencia del coche de Sebastian y los 23/21 restantes.

Y como se decía hace poco en estas páginas, yo tampoco soy ferrarista, “rojillo”, del Osasuna que también mola, que jugó Michael John Robinson,  pues fui siempre más de azul marino, de aquel elegante color que lucían los Tyrrell de 4 o de 6 ruedas y las letras “Elf” en amarillo, los distinguidos Lotus con el patrocinio de “John Player Special”, los Williams FW07 con “Saudia” y claro está, de Minardi, aún estando pocas veces siquiera a mitad de pelotón, pues me gusta la igualdad al correr y aunque me repita como una morcilla de mi pueblo, uno que tiene una espectacular catedral gótica y una estatua del Cid Campeador empuñando su espada Tizona, a lomos de Babieca, amo la competitividad, la competencia, lo competido, hasta en el Scalextric de 2, 4, 6 u 8 pistas, cuantos más bólidos pues mejor, “better in english”, que no “Vettel” mira tú. 



P34&WF07. Foto: f1fanatic


© Sammas




Ver también:


"El morro de Red Bull"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2012/11/normal-0-21-false-false-false.html

"Hablamos de la Lotería del niño"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2013/10/quizas-hablemos-de-la-loteria-del-6-de.html

"Marko que no Marco"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2012/11/hablemos-de-helmut-marko-leo-con-cierta.html

"Fe, Fe y su Fé, el F138"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2014/01/fe-fe-y-su-fe-el-f138.html

"Ecos desde los boxes"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2014/01/ecos-desde-los-boxes-y-de-un.html

"One week later"
http://samgp2250.blogspot.com.es/2013/12/one-week-later-gp-de-formula-1-de-brasil.html


Minardi M187. Adrián Campos, 1987. Foto; motorpasion


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada