domingo, 24 de abril de 2016

De dos tipos requetefinos aunque medio `chifl@os´...





NO SE DISCUTE SI BERNIE & JEAN NO QUIEREN


Pues eso es más verdad, como que el universo es finito pero ilimitado, extenso y en continua expansión. Mutado a la F1, veamos el tema de la clasificación de los sábados, que nadie la quería, deseando volver a la ya conocida, la del 2015, mientras Ecclestone y Todt se empeñaban en obstaculizar la vuelta a lo ya probado con cierta solvencia, indicando encima a los equipos lo de `propongan cosas nuevas´ que para lo viejo pues… ellos. Así que paso a hablar de una gran nación, ¡pero sin `chinarme´!


Bernie & Todt. De: FIA

República Popular de China, parecida extensión que los EE.UU, veinte veces España. Una muralla de 7.000 kilómetros de longitud, que digan lo que digan, no se observa desde la Estación Espacial Internacional. Tradiciones que se pierden en el tiempo, al igual que muchos de sus inventos ‘revolucionarios´. Aún con esto, allí nadie vota, pues se autodenominan `estado unipartidista´, así, tan conciso. Dicen que su PIB es the number one of the world, aunque yo dudaría mucho de los datos oficiales por cuestiones obvias, de todos sabidas. Lo mismo pasa con el reparto de la riqueza, mucha pero nada comunista, poco equitativa, nada redistributiva. De música moderna, lo mismo, inexistente, como las búsquedas en Google, sumidas en un tupido velo gris. Shanghái, enclave del Tilkódromo, tiene 20 mill. de almas, aunque de ser budistas, libre albedrio en la cuestión de deidades. Circuito de F1 desde el año 2004, construido sobre una zona pantanosa, destacando las curvas 1, 2, y 3. ¡`Awesome´ sin duda!

No todo va a ser negativo, dañino y pernicioso, aunque casi como excepción, en los últimos cambios introducidos en la F1. En concreto, uno se parece al anuncio, pero al revés, del niño que recibe como regalo una especie de vara de madera y exclama entusiasmado ¡un palo, un palo! Pues el tema de los tres compuestos ha sido una agradable sorpresa. Así pudimos ver con cierto pasmo, el juego que dio el compuesto superblando en la carrera de Bahréin. Y fueron los novatos del team Haas, los que dieron toda una lección de cómo arriesgar con el mismo, obteniendo un excelente resultado. En el lado opuesto, el asunto de restringir ciertas conversaciones por radio, parece influir bastante, en mi opinión, al británico Hamilton, pues quizás su pilotaje necesita de una constante información desde el pitwall. Con solo visionar grandes premios de temporadas anteriores, se puede escuchar las constantes preguntas a sus ingenieros. Veremos cómo Lewis lo soluciona, dado que no será nada fácil. En China, solo séptima plaza, aunque con `estrompe´ inicial.

Mientras en su día Madonna buscaba a Susan desesperadamente, los de Honda actualmente lo siguen haciendo, pero en este caso, the power, en su unidad de potencia. Y aunque con respecto a la temporada del 2015 se haya podido ver una tenue mejora en la fiabilidad, esta solo les lleva hasta encuadrarlos dentro de la parrilla entre el sexto y séptimo equipo. Encima un bólido recién llegado, el `Very First´, también `Very Faster´, un híbrido Dallara-Ferrari, el VF 16 del Haas F1 Team, está causando sensación en solo dos carreras a manos de Romain Grosjean. “La unidad de combustión es lo que tenemos que mejorar. Aún falta velocidad en las rectas”, dijo el sustituto del inefable Arai, Yusuke Hasegawa. Más tarde reconocía que el rendimiento, en conjunto, de esta PU, “no es lo suficiente para llevarles a la Q3”. Pues son ya 21 GP´s los disputados por el propulsor nipón, y el sol no parece alumbrar por ningún horizonte. Necesitan sin duda a `Fu´, el símbolo de la suerte en China.


Gutiérrez. Haas F1. De: Sutton

Toto Wolff anda con la avispa tras la oreja, ergo, seguro zumbido, con respecto a los aún futuribles cambios normativos del 2017. De entrada, entenderle, pues todo rueda a la perfección para la escudería que dirige con el actual reglamento técnico. Sin embargo, quedé algo estupefacto ante un comentario que emitió, pues in my opinión, él bien sabe que no es del todo cierto. El de Viena dijo lo siguiente: “Agregar carga aerodinámica a los monoplazas es un error”. Todo viene argumentado según su particular punto de vista, porque de aumentar el downforce de los monoplazas, “estos no serán capaces de seguirse los unos a los otros”. Bueno eso ya es así en la actualidad, y mucho más, de tener una PU marca Mercedes. Pero me pregunto qué pasaría si se incrementa la carga, por ejemplo, a través de los pontones, mientras se simplifica el ala delantera y se baja ostensiblemente el plano principal del ala trasera. ¿A qué entonces veríamos muchos, `viel, sehr´ en alemán, más rebufos?

Villeneuve va y viene como el anticiclón de las Azores. Pero a diferencia del fenómeno climatológico, uno acompañado de tiempo soleado, caluroso y seco, borrasca continua, aguacero asegurado. Esta vez el punto neurálgico del canadiense, puso especial énfasis en comparar a conductores con colegiales, las demandas de los primeros con los planes de estudios de los segundos. “La forma en que se quejaron los pilotos es terrible para la F1. Simplemente deberían callarse, porque no es su problema si hay o no un buen espectáculo. Solo deben de hacer su trabajo”. Luego continuó así: “En una clase, ¿cuántos compañeros pueden tomar decisiones sobre lo que se estudia? Seguro que no muchos”. Lo curioso es que luego dijo que las normas de deportes como el futbol o el tenis, “no han cambiado en 100 años”. Esto le pasa a Jacques por comparar un deporte motor con unos libros, un circuito con un aula, a unos profesionales con unos aprendices, en suma, algo inmiscible, que no mezcla. 

Me sorprendieron bastante las declaraciones efectuadas por el inspirado ingeniero británico James Key. Hablamos del actual y lúcido director técnico de la Scuderia Toro Rosso, quien opinó respecto a cómo andan actualmente de relacionados con los pentacampeones de Red Bull Racing, a la hora de repartir piñones. Bien sabemos que antes lo hacían muy hermanados, con clara fraternidad y armonía. “Las reglas marcan que cada equipo desarrolle su propia aerodinámica. Y eso determina la mayoría del resto del coche”, dijo de manera clara. Visto lo visto en temporadas anteriores, parece un tanto asombroso. De sumar la rutilante entrada del team norteamericano, un verdadero equipo satélite de Ferrari, pues aún más. Posiblemente lo de llevar distinta unidad de potencia, pueda influir, medie en el diseño de la parte trasera del monoplaza. Pero sinceramente dudo que el resto del esqueleto sea tan diferente, por mucho que la decoración de ambos bólidos en nada se asemeje.


Ricciardo & Kvyat. De: Red Bull

Los dos pilotos del equipo `mayor´ arriba mencionado, tienen diferentes puntos de vista sobre lo que podrá verse en pista en el 2017. Así mientras Daniel Ricciardo es tendente a las tesis mantenidas por Toto Wolf, Daniil Kvyat es más de los míos; será por lo de la ensaladilla rusa. El australiano cree que mayor carga aerodinámica es sinónimo de no poder “seguir a otro coche”, aunque también habló de necesitar “un ritmo más rápido”, sobre todo en las curvas. Sin embargo el nacido en la localidad de Ufá, puso sus ojos en unos propulsores muy complejos, a los que no estaría nada mal empujar a los bugas en recta, “a una velocidad similar para estar más cerca”, los unos de los otros. Al estar ante opiniones que parecen opuestas, pero emitidas por profesionales subidos a los bólidos, me atrevo a lo siguiente: ¿Qué tal de aunar algo más de downforce, sumado a un fortalecimiento en número de caballos de las PU´s? ¿Y de calzar una gomas algo más anchas, de buena calidad & with good grip?



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en caranddriverthef1”
 
“Vainilla y chocolate”

 “Con los ojos tremendamente cegados por la arena”

“De opiniones subjetivas”

“Starting engines, running”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like 



domingo, 17 de abril de 2016

Dulce y amargo, todo dentro de la F1





DE VAINILLA Y CHOCOLATE… Y NO ES UNA PELÍCULA


Los anteriores, claro está, son sabores de helados, uno de color parecido al marfil, y el otro, similar al de los neumáticos de los fórmula 1, el primero más suave y cremoso, mientras el segundo claramente más contundente y profundo al paladar. Ahora veamos el seguro mensaje subliminal que puede hacerse con ellos.


Riccardo Adami & Sebastian Vettel. De: Sutton

Fue el piloto Sebastian Vettel, quien una vez llegado a las ardientes arenas de Bahréin y platicando sobre el formato de clasificación, uno igual al sufrido en el gran premio de Australia, decía lo siguiente: "Si vendes solo helado de vainilla y todo el mundo te lo pide de chocolate, el próximo día se supone que esperan que dispongas de ese sabor, pero en lugar de eso decides vender helado de vainilla otra vez”. El alemán con mucha lógica comercial, argumentaba algo de cajón, el darle al público, a los clientes, los que pagan y sustentan cualquier negocio, por modesto que sea, aquello que demandan y no justamente lo contrario, lo opuesto. Más si cabe cuando hablamos de un deporte del motor a nivel planetario, global. La conclusión por tanto, es bien sencilla, no por simple, sino por inteligente, a saber, según Vettel, “hay que escuchar más a los pilotos y a los aficionados”, pues entre todos buscan lo mejor para la fórmula 1. Yo añadiría además, un buen grupo de expertos, formuleros hasta el tuétano.

Y estoy seguro que los anteriores, todos, haciendo quórum, estarían de acuerdo en que los grandes premios históricos, aquellos que durante años se lo ganaron por su organización y afición, deben seguir en el calendario. El problema es que alguno no lo ve así, que sabéis a quien me refiero, y  antepone un puñao de parné, a los deseos de quienes mantienen el circo. “No creo que debamos tener obligatoriamente a Monza como GP de Italia”, dijo Ecclestone. Mientras tanto los responsables de esta cita clave de la temporada, intentaban convencer al susodicho de buenas y razonadas maneras: “Monza es Monza y creemos que la fórmula 1 perdería mucho sin esta cita”, confesó Oreste Perri, presidente del Comité Olímpico de Lombardia. En efecto, el Autódromo Nazionale di Monza representa desde 1922, la mismísima esencia de las carreras de automóviles. Por tanto esperamos un poco de sentido común, algo de inteligencia y mucho respeto a los galones formuleros.

De nuevo, evidentemente, de cajón, la forma de clasificación vista y sufrida en Bahréin resultó soporífera. Fue como ese chiste malo, donde se preguntaba en que se parece un elefante al método de las `sillas calientes´, al nocaut. La respuesta es sencilla, pues los primeros son paquidermos, mientras esta qualy es `paquiduermas´. La Q1 volvió a evidenciar, demostrar y constatar, que los equipos modestos no tienen tiempo material para siquiera dar dos vueltas decentes; ¡imaginaos si esto llega hasta la cita en Spa Francorchamps! Luego la Q2 quedó desierta de coches, cuando faltaban más de siete minutos para su conclusión, pues todo se decidió muy temprano, ante la escasez de neumáticos de algunos equipos. De no ser por estar donde estaban, me refiero al enclave, con cuatro gatos en las gradas vestidos de riguroso blanco, allí se monta la batalla de San Quintín, la de Stalingrado y la de Normandía, todas juntas, a la vez, pues algo así, no se puede aguantar, es mucho, de excesivo bochorno. ¡En el GP de China, de vuelta a la versión 2015 por fin!


VJM09. De: Auto Motor und Sport

Érase una vez una `raza´ de animales mecánicos, los cuales se pinchaban las ruedas entre sí. Esto en el mundo animal, vegetal o mineral, rara vez sucede. Lo curioso es que antes, y no hace tanto, ni existía, pues los aerodinamistas no gozaban con tener cientos miles de euros, muchos, para construir un ala delantera tremendamente compleja. Así cada una de ellas está provista, de decenas de piezas, en concreto algo llamado endplate, que aún sin el, perdido tras punzar la rueda de un rival, el monoplaza rueda igual de rápido. Esto es lo que vimos, y empieza a ser demasiado usual, en la carrera de Bahréin. Así el morro del VJM09 de Pérez, tocó una rueda trasera del STR11 de Sainz, causándole un pinchazo que arruinó su carrera. Por tanto, no hago más que preguntarme, si en aras de no perder coches innecesariamente, que merman el espectáculo, sumado a la mejora en la seguridad de los pilotos, alguien no toma la decisión de eliminarlos por vanos e improductivos, aparte del ahorro monetario añadido.

Jean Todt se atrevió a decir tan campante, ufano y fresco, que la Federación Internacional de Automovilismo no tiene el mando total sobre el espectáculo motorístico que reglamenta mediante cambios constantes, siempre a peor. “La FIA debería tener el control absoluto como regulador y legislador. Pero historicamente no ha sido así”, dijo. Encima seguidamente añadió: “No soy un dictador, si lo fuera, entonces hubiera impuesto la Q1 y Q2 como las de ahora, y la Q3 como la del 2015”. Para colmo se supo que la FIA & FOM, el mismo domingo del GP de Bahréin, propusieron una clasificación en la que se tuviese en cuenta dos tiempos, y no uno, para formar la parrilla definitiva. Rápidamente, como es costumbre en el tetracampeón del mundo, Sebastian Vettel, volvió a sacar los colores de este nuevo remiendo para ordenar la grilla tildándola de “idea de mierda”, pues la fórmula 1 va de lucha, de contienda, de competición. Desde luego eso a algunos, les suena a chino o a esquimal… 

Nunca me cansaré de escribir de un tipo directo y rápido, tanto en la pista como en el hablar, es decir, de Kimi-Mattias Raikkonen. A este finlandés, venido de aquellas lejanas y frías tierras, con pocas palabras y ayudado de sus gestos, le vale para dejarlo todo muy claro, en su idioma, `selkeä´. En unas recientes declaraciones, empezó así: “La mejor parte de la F1 es pilotar”, seguido de, “aunque hay tanta política y tonterías, que es una locura a veces”. También Raikkonen confesó, aunque pueda sorprender a muchos, “desafortunadamente así es la F1 y así ha sido durante años”. Él se remonta a diez años atrás, pero el motivo que ahora se amplifique todo más pudiera ser la cantidad de medios que tienen puestos sus focos sobre esta competición del motor. Y es aquí, donde quisiera precisar que en mi opinión, mangoneo siempre hubo y habrá, pero creo que algunas cotas de incompetencia actuales llegan hasta la Voyager 1, nave lanzada en 1977, una que está a 19 mill. millones de kilómetros de la tierra y en movimiento constante.


Team ARUS-Sevilla. De: youtube

Una competición de coches, dentro del campo de los monoplazas, muy poco conocido para el gran público es la Fórmula Student o Fórmula SAE, alumbrada en USA en los años 80. Respecto al territorio europeo, se disputa en tres ilustres trazados, como son los de Montmeló, Silverstone y Hockenheim, sin famoseo ni gentes de abultado bolsillo. Allí solo se dan cita los futuribles talentos de la ingeniería. Ellos se lo guisan y luego comen, pilotando sus creaciones. Hablamos de 20.000 técnicos, de más de 600 universidades de todo el orbe, desde Alemania a Brasil, de Japón a Reino Unido, Australia o Hungría. Están auspiciados por marcas automovilísticas y escuderías tales como Volkswagen, Porsche, Mercedes, Jaguar o Red Bull. Como no podía ser de otra forma, los spanish team´s, las pasan canutas para obtener financiación a gran escala, recurriendo en su mayoría al micromecenazgo, a patrocinios modestos, casi de `cercanía´, de barrio. ¿Marca España? Efectivamente, este país es `asín´



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en caranddriverthef1”

 “Con los ojos tremendamente cegados por la arena”

“De opiniones subjetivas”

“Starting engines, running”

“Me gusta, no me gusta”
http://samgp2250.blogspot.com.es/2016/03/de-molar-o-no-y-no-mento-las-muelas.html

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like 



domingo, 10 de abril de 2016

No quieren ver y menos constatar...





CON LOS OJOS TREMENDAMENTE CEGADOS POR LA ARENA


Imagino que debe ser por eso, que hasta la asociación de pilotos, por fin, pidió cambios al gobierno de la F1, aunque yo creo y somos muchos, que deberían ser `en el gobierno´, de este no tan complicado mundo, con solo aplicar algo muy sencillo, a saber, un rumbo estable, normas claras en pos del espectáculo, haciendo caso a los verdaderos profesionales, pensando todos como si fuesen espectadores sentados en un circuito, frente a un TV, e incluso, como oyente de las ondas. 


Asfalto de Sakhir. Bahréin. De: Sutton

Extraño reino situado en una reducida isla, emanada de la ardiente arena, fruto de lejanas tribus nómadas, que mantienen hoy en día, ancestrales tradiciones. De ponerse a fabricar pantallas solares, primera potencia, pues el sílice lo tienen por millones de toneladas, por los suelos, moviéndolo el aire, amontonado en las dunas. Imagino que cuando se les acaben sus importantes reservas petrolíferas, pues a fabricar células solares. Su forma de gobierno es una Monarquía Constitucional, con el rey Hamad al frente. Y la población, pues votar, vota, aunque luego se recuentan las papeletas de manera un tanto raruna. Parecido sucede con su escasa población, dado que unos pocos viven como pachás, mientras otros lo hacen como pueden, eso sí, con sol todo el año. País número 91 en cuanto al PIB, sin canciones `ligeras´ conocidas, aunque con un magnifico circuito, el de Sakhir, rápido y variado. Abunda el oropel, en la zona del pit, el asfalto, en la pista, y la arena, en el entorno. La carrera del 2016, por cierto, resultó un éxito, pues estuvo bastante competida, sobre todo, del tercer puesto hacia atrás…

Dicen que cerca de este lugar, en la antigua Mesopotamia, el actual Irak, se inventó la escritura por el pueblo Sumerio. Siglos después los pilotos de la F1, escribieron una misiva, una carta, que casi al principio dice: “Buscamos competición y queremos a la F1 de forma incondicional”. En ella constatan una alteración en el comportamiento de los aficionados, a la baja, por el “difícil entorno económico global”, aunque el cambio constante de las reglas pueda ser “perturbador”. Todo ello conduce a que los que se juegan el pellejo en los monoplazas concluyan esto: “El proceso de toma de decisiones está obsoleto y enfermo”. Por tanto es lógico que pidan a los responsables de lo anterior, “reestructurar su propio gobierno, mediante un plan maestro”, en el que los pilotos ofrecen su apoyo para hacer de este deporte “algo emocionante durante muchos años y generaciones venideras”. El gran Johan Cruyff dijo: Si tú tienes el balón, el rival no lo tiene”. ¡Cambiando balón por control en la F1, pues todo clarísimo!

Posteriormente, y no deja de sorprender dada su responsabilidad en lo anterior, el jefe supremo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, confesó: “Los pilotos están en lo cierto al afirmar que la F1 está en peligro”. Es casi como si un socorrista afirmará, “tienen razón los bañistas cuando hablan de los riesgos de la mar, del mar, aún con bandera verde”, y a continuación, siguiera tan tranquilo tomando el sol de espaldas al agua. Como el británico es capaz de poner la pica aún más alta, añadió: “No siempre es fácil estar de acuerdo con vosotros, pero estáis en lo correcto. Debemos instar a los dueños y accionistas de la F1 a considerar reestructurar su gobierno”. No hace falta decir, y mucho menos a Bernie, que eso es pedir castañas a un manzano, dados los intereses en juego. Por tanto, o alguien se pone en ello, como árbitro, fijando unas normas claras en pos del espectáculo, o como siempre, la ley de más fuerte prevalecerá, dando lugar a rodillos, a equipos dominantes, temporada tras temporada.  


MP4 22, año 2007. Era el futurible Prodrive F1. De: carloscastella

Más tarde, el mandamás arriba citado, soltó otra obviedad tipo `el bacalao al pilpil es bacalao, con una salsa que sale del bacalao´, al referirse al VF 16 de Haas F1: “Ese coche es básicamente un Ferrari. Tiene buen rendimiento porque es un Ferrari. Es el segundo equipo de Ferrari”. ¡Vamos un coche cliente! Pero entonces me pregunto las razones, por las que hasta ahora, nadie había probado este planteamiento: ¿o quizás si? Creo recordar que allá por el año 2006, le fue concedida la licencia de entrada en la F1 para competir en el 2008, intentando adquirir el chasis de McLaren 2007 para fundar un equipo, a Prodrive-David Richards, pero la FIA le dio nones. Sonó por cierto como uno de sus pilotos, el español Pedro Martínez de la Rosa. Como último apunte al equipo norteamericano y ante el éxito de su estreno, más los futuribles importantes cambios para el 2017, no evolucionaran mucho más el buga. Parece ser que están solo por la labor de las actualizaciones para esta temporada, unas que irán apareciendo en momentos muy contados.

Un ex doctor de la F1, Gary Hartstein, volvió para dejar claro su rechazo de lo que acontece dentro y fuera de la caravana de monoplazas multicolor. Hace poco más de un mes, recordaréis que dejaba una brillante perla: “Este deporte es un éxito, a pesar de toda la estupidez, avaricia, narcisismo y codicia de los poderes fácticos". Ahora utilizando su propia bitácora titulada `A former F1 Doc writes´, comienza su última entrada de esta taxativa manera: “Esto se acabó. Oficialmente me tomo un respiro”. Seguidamente expone como punto de inicio, que abandona hasta el visionado de las carreras, su mera observación por televisión. Y las razones son múltiples, empezando por sentir menos dolor “separándose” que persistir como hasta ahora. Lo de la sesión de clasificación en Australia para Hartstein, fue la gota que hizo rebosar la jarra. Además, las sanciones con decenas de puestos en la parrilla de salida, los tokens o los neumáticos con degradación preparada, le dejaron desganado at all, end, KO.

Renault ha realizado un ingente esfuerzo monetario, para regresar como equipo al completo a la F1. Lógico es desear entonces, monoplazas, coches de carreras dicen algunos, que sean capaces de llevar en sus depósitos más que la exigua cantidad de 100 kg de gasofa. Fue Cyril Abiteboul, su director general, quien de manera franca declaraba: "La fórmula 1 se basa en carreras cortas, donde los pilotos deben ser capaces de atacar constantemente". Y aunque en otras épocas esa carga entraba dentro de la estrategia de cada escudería, como factor importante en el tiempo por vuelta, la limitación actual no tiene razón alguna y menos sentío. "Eso siempre fue parte de la F1, pero sin ninguna restricción en la cantidad de combustible", dijo él galo. Por tanto esta regulación, y otras tantas, va contra el mismísimo espíritu de la competición. ¡Afirmo que nada se aprendió en su día, de imágenes como la de ver a todo un campeón del mundo, empujando su coche para llegar a meta!


Renault RS16. Palmer. De: maxf1

No quiero desilusionar a nadie, que lo haré, pero en mi modesta opinión, los tan cacareados, difundidos y pregonados cambios de reglamento para el 2017, unos subrayados por algunos como radicales, se quedarán en eso, en zumo de frutas, como el refresco de la multinacional PepsiCo. Y una baza a mi favor, es que el gran Adrian Newey, tampoco anda dedicándole el 100% de su tiempo al coche previsto para esa temporada. Bueno, por decirlo claro, solo el 50% y ni los lapiceros afiló todavía: "Adrian va a dividir su tiempo como el año pasado, 50/50. En breve empezará a mirar hacia 2017, ahora que el reglamento se ve bastante fijo", confesó Christian Horner, team manager de Red Bull Racing. Estoy seguro que Newey, después de escuchar todo lo dicho hasta ahora, y por los años que lleva en este tinglado, más de dos décadas y media largas, pensará aquello de, `mucho bombo para tan fina baqueta´. Espero equivocarme, de verdad, pero me huele a más de lo mismo, de lo mismo más... 



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en caranddriverthef1”

“De opiniones subjetivas”

“Starting engines, running”

“Me gusta, no me gusta”
http://samgp2250.blogspot.com.es/2016/03/de-molar-o-no-y-no-mento-las-muelas.html

“Primero plata, luego gris y ahora… negro”

“Rojo por fuera, un Ferrari será seguro”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like