domingo, 20 de mayo de 2018

Mejor lugar, imposible




DESEO DE PERMANENCIA


Eso es lo que poco a poco, pero desde hace tiempo, viene dejando caer cada vez que se le pregunta a un tetracampeón del mundo, respecto al equipo por el que se ve luchando en temporadas venideras. Es por ello que Lewis Hamilton, de nuevo, pero quizás en un tono más firme hablaba de su permanencia a bordo de una de las balas plateadas de la siguiente manera: “Mi deseo para el futuro es continuar aquí”, añadiendo a continuación una razón de peso al confesar que ansía "llevar a esta escudería lo más lejos posible. Quiero ser parte de este viaje donde Mercedes sea el equipo de F1 más exitoso de la historia”. Finalmente concluía respecto a sus grandes rivales, véase Ferrari desde hace tiempo, con esta reflexión: “Deseo colaborar lo máximo que pueda, con la esperanza de vida que tengo como piloto de alcanzar los mayores logros posibles, algo que incordiaría a los coches rojos, ese es mi objetivo”.


Lewis Hamilton. De: telegraph

Precisamente sobre esos coches citados por Lewis, gira una serie de rumores sobre el futuro de Daniel Ricciardo. Es lógico por tanto que el piloto y ante la creciente presión de su actual equipo para que tome una decisión definitiva sobre su futuro dijera: “Solo he hablado con Red Bull. El año pasado ya estábamos muy cercanas ambas partes, expresando su interés en mantenerme aquí en los medios", comentando seguidamente que cualquier otra cosa publicada, respecto a plantearse un cambio de aires "no es cierta de ninguna manera". Así que Ricciardo se fija como tope fechas veraniegas para decantarse por fin, dado que "no siente que tenga que forzar nada hasta entonces”, sumado a valorar como prioritario el tener un monoplaza de primera línea para 2019. Por Milton Keynes comienzan a impacientarse, así que veremos quién da antes su brazo a torcer.

Aunque el inicio de la temporada 2018 no está siendo del todo mala para McLaren, al conseguir unos resultados muy superiores en puntos y fiabilidad a su época junto a Honda, lo cierto es que en Woking pensaban en más, probablemente, en mucho más. Quizás por ello y tras casi tres décadas en el equipo británico, su responsable técnico, Tim Goss, ha sido despedido con esta escueta reseña del portavoz de la escudería: “Estamos revisando nuestras operaciones técnicas. Este es un proceso que aborda un amplio rango de factores a lo largo de la organización. Se darán más detalles a su debido tiempo”. Resulta que no hace mucho, el británico de 55 años declaraba lo siguiente: "Este año nos colocamos en una situación nueva pues estamos aquí para ganar carreras, campeonatos, y hemos tomado la decisión de diseñar un coche para el éxito”. Parece que al no ser así, la puerta de salida le ha sido mostrada con excesiva premura.

Lance Stroll no ha dejado pasar mucho tiempo, para dar la correspondiente réplica a Felipe Massa, ya que este recientemente afirmaba que en Williams se puso como asunto prioritario el tema económico que portaban bajo el brazo los pilotos, frente a otros aspectos relacionados la experiencia de los mismos o el desarrollo de los monoplazas. “Primero de todo, Felipe no está aquí. Se fue, está retirado", aseveraba el canadiense para luego añadir: “Miro dónde estaba a estas alturas de la temporada pasada cuando el coche iba bien. El problema es que ahora en una carrera competitiva andamos los 13º o 14º". Por tanto para Stroll la cosa está clara como el agua: “Desafortunadamente, no hemos recuperado la velocidad en curva, hemos perdido mucho en nuestros puntos fuertes sin mejorar en nuestro puntos débiles”. Parece desde luego que con un coche como el descrito por Lance, poco o nada se puede hacer hasta evolucionarlo.

Rostros de enfado dentro del organigrama técnico de Red Bull, tras el topetazo que sufrieron sus coches en la carrera de Bakú. Terminada esta, Christian Horner afirmaba rápidamente que "ambos pilotos estaban en serios problemas", así que lo primero que deberán hacer es viajar a Milton Keynes para disculparse con todo el personal que allí trabaja. Además el director del equipo mantuvo una conversación con los implicados dejándoles claro que su comportamiento egoísta había privado al equipo de un buen resultado. "Ellos corren para Red Bull y los dos reconocen que lo han estropeado", dijo Christian seguidamente. Respecto a cómo se enfocará desde ahora el tema de la lucha entre Verstappen y Ricciardo sobre la pista, Horner confesaba: "Nuestra intención es seguir dejándolos correr, pero tienen que demostrar respeto al equipo, a su compañero, además de darse espacio". Me temo que esto no será fácil ni tampoco sencillo a la vista de cómo se las gastan entre ellos.

Así que como suele ser habitual, y a diferencia del jefe del equipo, el asesor   del mismo, Helmut Marko, comentaba poco tiempo después que ante una nueva salida de tono de sus dos pilotos por maniobras como esta, no ve otra solución que aplicar las consabidas medidas drásticas para evitarlo: "En la próxima colisión, de producirse, tendremos que utilizar órdenes de equipo, aunque en realidad estamos en contra de ello", admitiendo seguidamente que valora a Verstappen "por su velocidad y agresividad", pero que eso puede llevarle al límite. Mientras tanto el piloto holandés confesaba que con Ricciardo todo sigue igual que en fechas precedentes: “Hablamos inmediatamente después del accidente y no puedo imaginar que cambie nuestra buena relación. No es la primera vez que peleamos, y con esta excepción, todo transcurrió sin problemas". Ahora solo necesitamos conocer la opinión del australiano, una que posiblemente no coincida con la de Max.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Nada de médicos”

“Al fin muy competitivo”

“Todo más sencillo”

“Aire de familia”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like


sábado, 12 de mayo de 2018

Algo descentrado




NADA DE MÉDICOS


Es lo que ha comentado Max Verstappen a raíz del incidente que tuvo con Sebastian Vettel en el Gran Premio de China y donde tras la carrera sufrió  algún que otro rapapolvo, en concreto, por parte de Helmut Marko. El piloto seguidamente confesó: “No fue mi mejor carrera, pero no tengo que pensarlo más”, pues según él ha aprendido y solo piensa en la siguiente cita del calendario sin dejar de ser agresivo aunque "estudiando mejor la situación". Ante todo lo anterior y a modo de resumen confesaba seguidamente respecto a solicitar los consejos de un profesional: "No necesito un psicólogo, duermo bien. Debería haberlo hecho de otra manera, pero si se supiera todo con anticipación, se podría cambiar el mundo entero. En algún momento hay que mirar hacia delante, así que ya pienso en Bakú". Esperemos que Max se atempere lo antes posible.


Max Verstappen. De: thedrive

En la otra escudería bajo tutela de Red Bull, empiezan a darle vueltas sobre el cambio de rendimiento de sus monoplazas tras el éxito cosechado en Bahrein. Por ello parece ser que Honda intentará echar una mano a los de Faenza para buscar una mayor regularidad. Así Toyoharu Tanabe, como director técnico de los nipones declaraba: “El resultado de China viene a consecuencia de la unión entre Honda y Toro Rosso”, indicando a continuación que no podía precisar si el bajón de prestaciones se debía al chasis o al empuje del motor. "Necesitamos entender e investigar las causas, para diseñar un plan para el futuro”, explicaba Tanabe. Finalmente confesaba algo que suena a épocas pasadas: "Enviaremos el hardware de vuelta a Sakura para labores de mantenimiento y entonces echaremos un vistazo al mismo". Veremos que traen de vuelta desde el país del sol naciente.

Mientras tanto por Milton Keynes, ambiente de fiesta por el triunfo de Ricciardo en la cita de Shanghái. Es por ello que Christian Horner dijera recientemente: "Creo que Daniel es feliz en el ambiente de Red Bull. Si podemos darle un coche como el de China, ¿por qué querría estar en otro lugar?”. Seguidamente el director de la escudería de la bebida energética elogiaba al australiano en estos términos: "Ha alcanzado un gran equilibrio entre experiencia y ritmo. Es uno de los mejores de la parrilla y su juicio es impecable en términos de sacar lo máximo del monoplaza". Así que pensando en el resto de la temporada, Horner precisaba: "Si podemos ganar más carreras sería muy atractivo. Si no, probablemente habrá que luchar por otras opciones". Veremos seguramente como Mercedes o Ferrari vuelven a estar arriba en los próximos Grandes Premios al afinar sus estrategias.

En el polo opuesto a la anterior escudería se encuentra en este momento Williams, pues son el único equipo de la parrilla con su casillero a cero, tras disputar a duras penas las tres primeras citas del mundial. Así que Felipe Massa que militó en sus filas cuatro temporadas, desde 2014 a 2017, no se ha mordido la lengua al afirmar: “Es cierto que el equipo ya estaba sufriendo por su situación económica, pero creo que pusieron el dinero por delante de sus decisiones para 2018", por lo que estima que eso no es suficiente para ser competitivos a día de hoy. "Todo lo que puedo decir es que salí de allí con la cabeza muy alta. Tengo una buena relación con todo el mundo en Grove y espero que puedan mejorar tan pronto como sea posible", añadía luego el brasileño. Desde luego estimo que se dejó en el tintero que la pareja de pilotos formada por Lance Stroll y Sergey Sirotkin no es en absoluto de su agrado.

Curiosamente y por si acaso todo tiende a peor, Paddy Lowe se encargó de comentar muy poco tiempo después que en su opinión el nacido en Canadá y el procedente de Rusia, están sufriendo por la bajas prestaciones de sus respectivos monoplazas: "Es cierto que tenemos dos pilotos con poca experiencia, pero estamos muy contentos con lo que están haciendo", añadiendo que ellos no están causando problema alguno por lo que "no vamos a permitir que se distraigan del hecho de que no hemos diseñado un coche que rinda correctamente”. La solución a todo esto pasa, según el director técnico de Williams, por "analizar y entender dónde estamos y solo entonces sabremos lo que tenemos que hacer centrándonos en la organización alrededor de ello”. Posiblemente contar con un piloto experimentado, no les vendría nada mal a los de Grove.

Desde luego que Lewis Hamilton acumula gran cantidad de ese atributo desde hace tiempo. Será por ello que ante el empuje mostrado por Ferrari y Red Bull, comentaba recientemente: “Nadie sabe lo dura que va a ser la temporada, así que va a ser muy difícil ganar", aunque el británico aseguraba que ante la mínima oportunidad estará arriba. Seguidamente mostraba su opinión sobre cómo ve el actual panorama: “Somos el segundo o tercer equipo más rápido en estos momentos, por lo que tenemos que mejorar, lo cual es posible", dado que goza de la seguridad demostrada por Mercedes a lo largo de los años cuando permanecen unidos. Finalmente dejaba este alegato por lo que está por llegar: “Todos en el circuito y en la fábrica van a seguir empujando tanto como sea posible. Tenemos mucha información sobre las últimas semanas, así que solamente debemos asegurarnos de tener un mayor desarrollo".



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Al fin muy competitivo”

“Todo más sencillo”

“Aire de familia”

“Dura competencia”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like




domingo, 6 de mayo de 2018

Progresa muy adecuadamente




AL FIN MUY COMPETITIVO


Eso es lo que piensa Flavio Briatore sobre el monoplaza del que dispone la Scuderia este año 2018, para hacerle frente al multilaureado producido por los de Brackley desde la temporada 2014. Así el italiano confesaba recientemente este pálpito, de la siguiente manera: “Este Ferrari es mejor que el último. Diría que está a la par de Mercedes. Por fin veremos un buen campeonato con dos equipos teniendo el 50% de posibilidades de ganar las carreras”. Luego eso sí, precisó algunos aspectos importantes en las dos victorias de los rosso corsa, respecto al acierto en la estrategia en la primera, mientras en la segunda confesaba "si hubiera estado Hamilton en el lugar de Bottas, quizás el resultado hubiera sido diferente”. Finalmente la clave para que no se repita lo de 2017 será según Flavio, que Ferrari sepa evolucionar su coche con el paso de las carreras sin descanso ni errores, algo que desde luego supondrá un enorme esfuerzo, visto el potencial de Mercedes.


SF71H. De: covoiturage


Precisamente desde la marca germana, Toto Wolff hacía una somera reflexión sobre los primeros compases vistos hasta ahora sobre el asfalto: “No esperábamos este inicio de temporada”, comentando seguidamente que "ambas carreras se decidieron como se pudo ver por un escaso margen, lo que probablemente lo haga aún más frustrante para nosotros". Desde luego el jefe de equipo de Mercedes confirma una competencia muy ajustada en este 2018, donde no cabe margen para el error en la pelea por el Mundial este año, así que para ganar necesitarán de su más alto nivel. Respecto a la cita siguiente confesaba a manera de resumen: "Shanghái ha sido una buena pista para nosotros en el pasado, así que esperamos tener la oportunidad de corregir algunos de los errores de las últimas semanas y mostrar una actuación digna de nuestro equipo". Luego bastante bien para Bottas y algo menos para Lewis.

De quien sin duda se esperaba algo más de pujanza en este inicio de temporada, tras la llegada de Renault como su motorista, es de un equipo con sede en Woking. Así que Helmut Marko, siempre tan proclive a lograr  titulares suculentos afirmaba: “Alonso dijo que aspiraba a poder atacar para situarse al mismo nivel que Red Bull, pero está detrás de nuestro Toro Rosso", añadiendo a continuación que tras lo visto en la pista de Bahrein "el monoplaza de McLaren no puede ser tan bueno como aseguran y ahora está claro que el motor Honda no era lo único que les hacía lentos". Para terminar el austriaco, no dejaba de mentar el importante tema económico: “McLaren no solo ha perdido un motor que está mejorando, también han dejado escapar un montón de dinero que obtenían por usarlo”. La pena es que todo esto pudo evitarse, de no haber dejado escapar la UP de Mercedes en su dia.

Continúa por parte del director deportivo de la Fórmula 1, Ross Brawn, el confirmar lo que muchos llevan observando hace ya varias temporadas, la evidente diferencia respecto a las prestaciones de los bólidos de la zona alta y media de la parrilla. Es por ello que el británico dijo: “De las 60 posiciones de podio del año pasado, solo una estuvo ocupada por un piloto que no fuera de Ferrari, Mercedes o Red Bull y fue Lance Stroll en Bakú sobre un Williams”, por lo que concluye que se necesitan tomar medidas para mejorar la competitividad entre las escuderías. Lo siguiente confesado por Brawn, cae por su propio peso: "Necesitamos hacer algo, pues este es uno de los objetivos que tenemos en nuestra visión de la F1 para el futuro, conseguir que este deporte sea más espectacular y atractivo para los aficionados”. No dudo del propósito de enmienda, pero las medidas siguen sin llegar.

Todo se movió dentro del grupo de los privilegiados citado por Brawn, como era previsible en el Gran Premio de China, aunque con algún que otro damnificado por diversos motivos. Así antes de celebrarse la carrera, Lewis Hamilton reconocía no tener el ritmo deseado en su monoplaza, sobre todo el sábado, así que el equipo al completo movió cielo y tierra sin poder conseguir subsanarlo. Luego llegado el domingo comentaba que sufrió en exceso con la gestión de los neumáticos de manera especial, además de no realizar una buena salida, no ocultando que su Mercedes debe mejorar. Finalmente respecto al incidente de Verstappen con Vettel, el británico hacía gala de su buen humor respecto a la excesiva agresividad del joven holandés al comentar: "En realidad estoy agradecido a Verstappen por su manera de pilotar". Desde luego últimamente Max, se ha convertido en una ‘lotería’ rodante para algunos.

Antes de producirse la mencionada maniobra, el despliegue del SC por el incidente entre los dos monoplazas de Toro Rosso, marcó claramente el desarrollo posterior de la carrera. Así que ante las críticas surgidas por la medida, Charlie Whiting comentaba que el coche de seguridad siempre produce "beneficiados y perjudicados", por lo que no hay tiempo para evaluar quien podrá sacar ventaja del mismo. A continuación exponía la otra alternativa que manejaron como no viable: "Con el VSC, se va a un 30% de la velocidad normal, pero aún así se rueda demasiado rápido y no estoy seguro de poder confiar por completo en que los pilotos vayan a hacer lo correcto. Si decidimos sacar el SC fue solo por cuestiones de seguridad”. Finalmente y ante el tiempo que estuvo en pista el citado coche concluyó que "los restos estaba esparcidos por un espacio muy amplio". Como lo anterior, todo según el color con que se mire.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Todo más sencillo”

“Aire de familia”

“Dura competencia”

“Variadas posibilidades”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like